Lo que cuentan las paredes

Por 

Dos pandilleros gigantes chocan el puño desde la pared. En otro muro muy lejano, una Gioconda Belli animada dice: “Porque no quepo en el molde de tus sueños, porque me atrevo a ser esta loca, falible, vulnerable”. A otro tabique, a miles de kilómetros de distancia, se le ocurre decir: “War for peace is like fucking for virginity (La guerra para la paz es como follar por la virginidad)”. Todas las paredes hablan. Se comunican entre sí y luego aparecen en la web.

En 2010, tres colegas argentinos (Alejandro Güerri, Fernando Aíta y Tomy Lucadamo) montaron una página web para registrar todos los grafitis interesantes que había en las paredes. Empezaron por fotografiarlos y publicarlos en Escritosenlacalle para construir un archivo visual y lingüístico de tipografías, ideas y sentimientos expresados en la calle.

Desde entonces, el proyecto no para de crecer. Los lectores envían por mail escritos que se encuentran en los muros y dejan su dirección exacta para construir un mapa digital del grafiti y la poesía que se esconde en él.

grafitti2

“Uno de los objetivos iniciales era construir un archivo colectivo y dinámico de lo que se expresa y comunica en los espacios públicos, ubicarlos en mapas y darles distintos ordenamientos mediante categorías y etiquetas. Hoy creemos haberlo logrado en algunas ciudades, pero nos dimos cuenta de que el tema es infinito y cambia todo el tiempo”, afirma Alejandro Guerri.

Durante varios años, estos colegas se dedicaron a coleccionar pintadas en una web literaria llamada Ñusléter, que tenía una sección en la que los lectores transcribían grafitis y enviaban su dirección por mail. Así se les ocurrió crear GRaFiTi, gracias a una Beca para Proyectos Grupales del Fondo Nacional de las Artes y un Subsidio Creadores del Fondo Metropolitano de las Artes y las Ciencias de la Ciudad de Buenos Aires.

 

 

The following two tabs change content below.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *