"En Caracas, todos somos víctimas de una u otra forma" - Dromómanos
6681
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6681,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Para hablar de por qué fundé Caracas MiConvive tengo que remontarme a cuando tenía 17 años: mi hermana sufrió un secuestro exprés y me impactó mucho. Afortunadamente la liberaron porque estudiaba medicina. Los secuestradores le dijeron que cuando a ellos les caen a tiros los médicos son los que les salvan la vida. Como seis años después, mi padre también sufrió un secuestro. Lo agarraron a las ocho de la mañana saliendo de una panadería. Fueron unos policías. Después de una negociación, lo liberaron. Llegó a casa quebrado mentalmente. Fueron seis horas de terror psicológico: apuntándole con una pistola, diciéndole que le iban a matar. Tuve otra experiencia con la violencia. Tenía ocho años y estaba llegando a casa. Vi a mi tío, que le habían pegado un tiro para robarle la camioneta.

 

Siempre digo que de la violencia en Caracas todos somos víctimas de una u otra forma. Siempre tienes un familiar o un amigo que ha sido víctima de violencia extrema, ya sea un homicidio, un secuestro o un asalto a mano armada.

 

La violencia es por una combinación de factores, pero algo fundamental es la exclusión de los jóvenes. Mientras un un joven de clase media se puede ganar el respeto en la universidad y consiguiendo un trabajo, un joven de un sector popular tiene esos caminos cerrados. Lo único que le queda para ganarse el respeto es coger una pistola y ser el más bravo del barrio.

 

En MiConvive hemos trabajado en 40 comunidades. Frente a la figura del malandro, que tienen mucho poder, dinero y respeto a través del miedo, buscamos otra autoridad y la promocionamos. Ellos mismo se convierten en referentes para los jóvenes. Hacemos talleres de prevención de violencia, identificamos los puntos calientes y ahí hacemos las actividades sociales.

 

De un año para acá en nuestras actividades nos empezamos a encontrar a muchos niños pidiéndonos comida y eso nos marcó. Arrancamos una iniciativa que se llama Alimenta la Solidaridad. Era sólo para ocho semanas, las vacaciones de los niños cuando no tenían apoyo de la escuela. Pero por la situación del país, el programa creció y van 11 meses corridos que de lunes a viernes le damos almuerzo a 700 niños.

 

Caracas, Junio 2017.

 

Foto: Andrés Kerese.

 

Comentarios

comentarios

Roberto Patiño

Director de Caracas Mi Convive

_
¿POR QUÉ LUCHAMOS?