«Maté a mi novia, no lo pensé» - Dromómanos
6593
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6593,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Vivíamos juntos en el interior del estado. Tenía un hijo con ella, de cuatro meses. Estaba contento por ser padre, no pensaba que era demasiado joven. Es la vida.

 

Compré el arma en la ciudad de donde era mi novia. Me costó 2,000 reales (600 dólares). Nunca quise vender drogas. La compré porque en mi barrio había bandas. Ellos matan, trafican, roban. Y un día estaba en casa de mi hermana, con mi cuñado, que sí es traficante, y ellos sacaron una foto. Tenía mucho miedo.  

 

Hace 20 días que estoy aquí. Es la primera vez. Maté a mi novia, no lo pensé. Estábamos discutiendo y ella estaba de mi lado. Yo agarré el arma. Pensé que no tenía balas. El tambor giró y acabó disparando. Me siento triste, perdí todo el respeto. Cuando salga de aquí quiero seguir el camino de Dios. Yo no iba a la iglesia, pero ahora que vine aquí me hice evangélico. Aquí la vida es normal… bueno es normal… yo estoy aquí para aprender…

 

Mi hijo está, con todo respeto, con la madre de ella. 

 

Fortaleza, Abril 2017.

 

*El nombre de esta persona es ficticio por ser menor de edad.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Felipe

Preso

_
¿POR QUÉ MATAMOS?