"Esta protesta es existencial" - Dromómanos
6706
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6706,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Mi papá fue un guerrillero urbano que pensaba que por la via de la violencia se podían cambiar cosas. Mi mamá fue de la fracción parlamentaria del Partido Comunista. La mitad de sus amigos estuvieron presos o están muertos. Soy nieto de exiliados de la dictadura chilena. Quizás por eso en mi casa somos todos tan pacifistas. Aprendimos de sus errores.

 

Tengo 29 años y este es mi segundo mandato como diputado. Soy de la generación que le tocó combatir a Chávez con el dólar a 4 bolívares, el barril de petróleo a 120 dólares y con un nivel de popularidad del 70%. En el 2012, había un 60-40 a favor del chavismo. Ahí empezó el declive. Ya no hay un país dividido, hay un país en contra de un gobierno.

 

Esta protesta es existencial. Si la situación del país no cambia, no tendremos futuro. Es un país con una renta petrolera absurda, pero donde no hay medicamentos y la gente pasa hambre. Por eso protestamos y nos exponemos físicamente. Pero yo no creo en la violencia. No hay muertos buenos y malos. Toda muerte es mala. Para mí la violencia no suma, resta. No debilita el poder, le da justificación. Si queremos cambiar el país y que la nueva mayoría esté en el poder, debemos hacerlo de una manera pacífica, estable y constitucional, porque si no para preservar el poder vamos a requerir de la violencia. Y, en la violencia, no somos buenos.

 

 

Comentarios

comentarios

Miguel Pizarro

Diputado

_
¿POR QUÉ LUCHAMOS?