«Hoy matar a un policía es una victoria». - Dromómanos
6151
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6151,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

El policía, por ser policía, ya es un enemigo. ¿Por qué no matan a los jueces, a los fiscales? Ellos son casos aislados. Se mata a personas específicas, pero a nosotros nos matan sólo por ser policías. No es el policía que atrapó al marginal, es simplemente el policía. No tenemos la sensación de que haya castigo. Hoy matar a un policía es una victoria. Y cuando nosotros matamos a un bandido, a veces el policía acaba preso.

 

Yo entré a la policía porque buscaba la estabilidad  financiera del empleo público.  Fue hace 32 años. No había ese riesgo que hay hoy.   Antes era una profesión respetada, incluso por el propio marginal. Era un empleo que se pagaba bien. En la época, ocho salarios mínimos eran 5,000 reales y ahora ganamos poco más de 2,000. Yo, como muchos, tuve que trabajar también en seguridad privada para darle una buena vida a mi familia. Ahora no se tiene material, no se tiene efectivos, no hay ni hojas de papel. Si no hay dinero para comprar papel, no va a haber dinero para armas, municiones o comprar gasolina para hacer diligencias. Estamos muy vulnerables.  En las calles se está matando al policía.

Yo perdí a mi hermano de corazón. Era un hombre bueno, alguien que ayudaba, un hombre de familia, que tenía tres hijos. Siempre estábamos juntos y murió en la mano de marginales. No hay una contrarespuesta efectiva del estado para cuando un marginal mata a un policía. Yo siempre voy armando. Si estás desarmado no puedes ayudar.
Ahora estoy investigado por la policía Militar. Me acusan de organizar la huelga.  La hicieron las mujeres de los policías. Ahora el Estado está en crisis. Como yo soy de SOS Policía, recibí 17,000 mensajes. Mi esposa fue a la puerta del batallón porque ella es mujer de PM y sabe lo que hemos sufrido. Yo fui a apoyar a mi mujer. Pero está prohibido en nuestras normas. Lo que no entiendo es: ¿Por qué nos cobran a nosotros, servidores públicos, cuando la calamidad pública del estado es por la corrupción? Se le tienen que cobrar a ellos.

 

Comentarios

comentarios

NELSON DA SILVA

Teniente retirado y fundador de SOS Policial

_
¿POR QUÉ LUCHAMOS?, BRASIL