"El luto es en la lucha" - Dromómanos
6612
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6612,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Él decía que se parecía a Justin Bieber. Que cuando cumpliera 18 años quería servir en el Ejército. Porque era bonito, porque era alto… y la policía vino y le arrebató sus sueños.  Mi hijo era un niño tranquilo. Era bueno, cariñoso, dedicado. Andaba de skate, le gustaba el fútbol. Yo sé que no estaba en malos pasos.

 

Fue con su amigo Jardiel a Curió. Ahí cerca los mataron. Hay una calle donde hay wi-fi y todos los chicos van a eso. Ellos estaban en la calle, sentados. Eran las once de la noche. Llegó la policía y mató a quien sea que se le puso enfrente. Fue por venganza a un policía que mataron un día antes.

 

Yo pensaba que a mi hijo nunca le podría pasar nada. Como él no debía nada,  ¿por qué habría de morir? Tenía miedo que muriera en un accidente, que muriera por una caída, que muriera de viejo, de una enfermedad.  ¿Pero, por la policía?  La policía de Ceará fue tan cobarde que fueron encapuchados, adulteraron placas de vehículos, hicieron todo eso para matar.

 

Yo vi a mi hijo  por última vez en el cajón, en su féretro. La policía me arrancó a mi hijo. Sin último adiós. Sin último te amo. Sin último abrazo. Me arrancó mi hijo y todos sus sueños. Toda la vitalidad que tenía mi hijo. Toda la alegría que tenía mi hijo. La policía enterró la juventud de mi hijo.

 

Pasé tres meses sin hablar. Con ganas de morir. Sólo lloraba. Todavía lloro. Pero ahora el luto es en la lucha. Empezamos a luchar para que cambiáramos el nombre de dos calles aquí en San Cristóbal. Pusieron el nombre de Jardel y de Aléf.

 

Fortaleza, Abril de 2017.

 

 

Comentarios

comentarios

Edna Carla Souza

Madre

_
¿POR QUÉ MORIMOS?