"Mi mamá huyó con nosotras" - Dromómanos
6590
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6590,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

 

Mi papá le pegaba a mi mamá. Tengo muchos malos recuerdos. Hubo un día que mi mamá no aguantaba más y quiso prender fuego a todo. Mi papá trabajaba con pintura, tenía galones en la casa. Ella los derramó en el cuarto y fue con nosotras. Llorábamos mucho. Pero no pudo. No prendió el fuego. Mi mamá huyó con nosotras. Yo tenía siete años.  

 

Estuvimos en el interior de Ceará  hasta los 11 años. Regresamos porque mi mamá sintió que teníamos que hacerlo, teníamos una casa aquí, y allí empezamos a asumir responsabilidades que no eran para nosotros, cuidar la casa, lavar la loza, hasta pedir fruta en la calle. Mi papá no nos ayudó nada. No nos fue a visitar. Mi mamá nunca denunció a mi papá. Ella huyó y ya.

 

Cuando regresamos encontré a los amigos que había dejado, fue muy bueno, pero siempre había esa tristeza profunda, de entrar en la casa y acordarse de lo que había pasado.  Cuando regresé había cambiado el contexto social.  En aquella época no había esa cuestión de crímenes violentos y ahora si. Empecé a trabajar con la comunidad.

 

A mi mamá también le dispararon. El año pasado. Ella venía de la iglesia con mi tía. Se metió dentro de un fuego cruzado. Los avionzinhos le decían que saliera, pero ella no entiende la forma del hablar de los traficantes. Continuaron caminando. Mi mamá solo sentía como pasaban las balas. Recibió una en el tendón. Todavía la tiene dentro.

 

Fortaleza, Abril 2017.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Suyanne Oliver

Trabajadora social

_
¿CÓMO SOBREVIVIMOS?