“Me dijeron: ‘Muerto el perro se acaba la rabia’” - Dromómanos
6761
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6761,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

[Habla un grupo de mujeres víctimas de la violencia de los operativos policiales. Están en Artigas, un barrio caraqueño, en un acto que reclama el cese de la violencia policial].

 

—   Me dijeron que mi hermano era un delincuente y que muerto el perro se acaba la rabia. Yo tenía 11 años cuando lo vi morir. Él tenía 20. Mañana se cumple cuatro años que no veo a mi hermano.

 

—   Mi prima escuchó a mi hijo diciendo que lo iban a matar y al policía diciendo que se arrodillara. Lo ajusticiaron enfrente de su casa. Mi hijo tenía 19 años. Después el policía llamó a la puerta de mi prima y le dijo: “tú no viste nada”. Aunque iban con las caras tapadas para que no los identificaran.

 

—   Mi hijo tenía 25 años, tenía su pareja, sus hijos y los policías se lo llevaron y después de pasar unas horas con él decidieron quitarle la vida. Yo exijo justicia porque mi hijo no tenía armas, no se enfrentaba con nadie, su asesinato no puede quedar impune.

 

—   A mi hijo lo mató un Guardia Nacional hace cuatro años, siete meses, siete días. La noche anterior el guardia les dijo a sus compañeros: mi mujer viene a traerme los papeles del divorcio, al que venga con ella me lo voy a joder.

 

—   Mi hijo estudiaba para ser criminalista. Pero como era de pocos recursos también trabajaba. El único día que faltó al trabajo, el 14 de julio de 2006, lo mataron en esta casa. Yo vivo aquí. Lo encerraron, lo metieron en un hoyo. Mi hijo apareció con nueve disparos de metralleta. Dijeron que fue un enfrentamiento.

 

*Caracas, Junio de 2017.

 

 

Comentarios

comentarios

_
¿POR QUÉ MORIMOS?