"No podemos crecer en la maldad" - Dromómanos
6635
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6635,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Aquí la gente muere entre los 14 y los 29 años. Llegar a los 29 años es tener suerte. Con las bandas criminales hay un planteamiento de la muerte mucho más brutal. Su lógica es exterminar al otro, descuartizarlo. Ya no es sólo una muerte con un tiro. Creo que hay una total deshumanización. No podemos crecer en maldad. El último caso que vivimos en el barrio es algo muy difícil de entender: una persona mató a un joven y distribuyó sus miembros. La cabeza en un rincón, los brazos en el otro. Pasamos una semana viendo los miembros.

 

Luego ves mensajes en las paredes tipo: si robas a un trabajador, mueres. Parece que tienen hasta conciencia social [se ríe irónica]. No tienes que robar al trabajador, tienes que robar al burgués.

 

Cuando era pequeña, si veía un arma me daba pavor. Estaba temblando todo el día porque sabía lo grave que era que alguien estuviera armado. Hoy encuentras normal que alguien pertenezca a una banda armada. No es normal, pero es común. Es una sociedad enferma. Todo esto trae consecuencias psicológicas para los demás. Yo misma tengo miedo. Siempre trabajé en el tema social. No quieres aceptar lo que está pasando. Quieres que las personas tengan una vida digna.  

 

La población piensa que más policía es la solución. Siempre que hay un espacio para una obra la gente lo que pide es un puesto de salud, una escuela y una delegación de policía. Lo que percibimos con los jóvenes, en cambio, es que piensan que el estado no va a cambiar las cosas, que somos nosotros los que nos tenemos que unir.

 

Fortaleza, Abril de 2017.

 

Comentarios

comentarios

Edivania Márques

Activista del Centro de Vida Herbert Souza

_
¿POR QUÉ LUCHAMOS?