"Ojo por ojo y diente por diente no puede ser" - Dromómanos
6729
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-6729,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

_

Yo tuve siete hijos, pero crié muchos niños a los que su mamá los abandonó, aquí en Niu, en Petare. Todos son mi familia. Y bueno, he criado a 15 ya.     


Tengo uno muerto por la delincuencia. Se llamaba José y tenía 15 años. Un día llegando a la casa vino un loco echando puñalada a todo el mundo.  Logró llegar al hospital, pero a las 4 horas murió. A la niña también me la mataron. Empezaron a echarse plomo de aquí para allá  y la niña iba cruzando la calle y le dieron el tiro een la cabeza. Esa no llegó viva al hospital. Se llamaba Norca Iliana del Milagro, tenía 13 años. Después me mataron a Wilmer, que se iba bajando de la camioneta,  y una bala traspasó el vidrio. El llegó hasta la puerta de la casa y se murió en mi regazo.  Él era uno de mis hijos criados. Lo agarré de dos meses. Después perdí a mi nieto, de 20 años. También por plomo.Y perdí a mi sobrino que lo iban a atracar. Todo eso ha sido tan traumático.

 

La mayoría de sus asesinos han muerto. No me alegra ni me entristece. Me da igual.  Ojo por ojo y diente por diente no puede ser. Yo creo que hay que darle lecciones de vida a la gente, porque eso es injusto.  ¿Qué está generando? Más odio, más ira y más mal ejemplo para los demás. No hay que dar ese ejemplo a los niños.  Irme me genera mucho problema. Mi mamá, mis hijos, mis sobrinos. Sobre todo mi mamá, ella tiene 88 años y ella dice que no se va de  aquí sino en la urna.  

 

Caracas, Junio 2017.


 

Comentarios

comentarios

Maria Elena Delgado

Madre

_
¿POR QUÉ MORIMOS?