Militares en un campo de coca mirando un cráneo